5 tips para crear un moodboard

¿Alguna vez se han sentido atascados al momento de diseñar? Como diseñadores, para poder crear una imagen corporativa, producto, fotografía, entre otros; debemos aprender ciertos métodos que nos ayuden a despejar nuestras mentes y dejar la creatividad fluya. Una de las herramientas que personalmente pienso que funciona mejor para mi forma de diseñar, son los moodboards. Pero, ¿Qué es un moodboard y cómo funcionan? Los moodboards son collages que creamos con imágenes obtenidas del internet o tomadas por nosotros y otros elementos que nos ayudan como referencia personal para encontrar la inspiración que tanto necesitamos. Para crear estos debemos recurrir a nuestra intuición sobre qué elementos nos ayudarán y cuales debemos descartar con el fin de resolver nuestra problemática de diseño fácilmente. Por otra parte, estos nos ayudan a entrar en las mentes de otras personas que han tenido que diseñar algo similar y entender la forma en la que ellos decidieron tomar sus decisiones y a partir de que; por lo que es necesario considerar los siguientes “tips” para crear un moodboard de manera exitosa:

  1. Ver más allá del mundo digital: Si bien es sumamente tentador el buscar imágenes en el internet, debemos pensar que no es el único recurso al que podemos acceder. Siempre es recomendado buscar en revistas antiguas, catálogos, incluso utilizar otros elementos que sean pertinentes a lo que estamos buscando, como telas, empaques, elementos de la naturaleza, entre otros.
  2. Tomar fotografías por nuestra cuenta: Para este paso es recomendable darle uso a nuestros celulares a donde sea que vayamos. Nunca sabemos donde podríamos tener inspiración y con qué elemento que veamos.
  3. Darle un significado: Aunque pensemos que crear un moodboard es simplemente juntar fotos en forma de collage, en importante crear un significado más allá. Algo en lo que encontremos suficiente profundidad para cuando le podamos presentar la idea al cliente sea algo que lo motive a elegir nuestro diseño.
  4. Mantente involucrado: Una vez creado el diseño, es importante que la persona que lo cree sea quien exponga el moodboard, ya que una persona que ve las imágenes probablemente no tuvo los mismos pensamientos o sensaciones que la persona que lo creó; por lo que esta persona es la indicada para transmitir las ideas y venderlas al cliente.
  5. ¡Diviértete! Es importante que el crear un moodboard se vuelva una actividad relajante para nosotros, de esta manera podremos obtener lo mejor de esta experiencia y la aprovecharemos al máximo.
it’s all about Sports, Travels, Marketing & Technology 
¡Haz de tu pasión, tu profesión!
Director de Medios Digitales en E-Channel