7 consejos contra la “Guerra Sucia Empresarial”

Existe un momento en la vida de una empresa que se debe cuestionar si el trabajo de sus agencias es el adecuado o tomar la decisión de renovar si el balance es negativo. Pero, ¿qué actitud debe tomar la agencia si es removida de sus labores?

Si bien la causa por la cual una agencia abandona a una marca puede ser injusta, en la mayoría de los casos es la consecuencia de un trabajo mal hecho y por lo tanto lo correcto sería corregir dichos errores e intentar retomar el camino correcto de inmediato. Sin embargo, existen agencias a las cuales les cuesta mucho el aceptar tal realidad y deciden empezar una “guerra sucia empresarial” en contra de la marca que representaban y en contra de la nueva agencia.

Para esto es importante estar preparados y saber que no todo mundo acepta un despido de la misma manera, por lo que les comparto algunos consejos que les ayuden a prevenir o sobrellevar cualquier “guerra”:

  • Mantengan un canal de comunicación abierto con sus clientes: ya que es importante desde el día 1 aclarar los medios de comunicación que utilizarán para comunicarse entre si.
  • Tener un registro escrito sobre peticiones y acciones: que puede ser un correo electrónico, ya que ayuda a tener una evidencia de cualquier petición, cambio solicitado o notificación de la que se quiera dejar registro.
  • Tener un esquema de contraseñas seguro: que aunque parezca algo “pesado” es fundamental para  evitar cualquier intento de robo de identidad. También al cambiar de una agencia a otra, se deben renovar estas contraseñas cuanto antes.
  • Reportar inmediatamente cualquier actividad inusual: de manera que al momento de detectar algo fuera de lo común es importante darlo a conocer al cliente para evitar confusiones.
  • Investigar y obtener argumentos antes de acusar: sería poco profesional señalar a alguien sin tener los argumentos y pruebas suficientes que validen la acusación. Este consejo aplica para cualquier argumento realizado con el cliente, debe tener un respaldo y no ser una simple suposición.
  • Aceptar los errores: tener humildad y reconocer cuando nos equivocamos pero no con una actitud de cabeza agachada sino con toda la intención de resolver el problema lo antes posible.
  • Paciencia: algo muy difícil de conseguir pero esencial para soportar. La paciencia ayudará a tener un panorama más claro de las situación que atravesamos.

En fin, de seguro existen muchos otros consejos que nos ayudarán a evitar o sobrellevar una guerra sucia empresarial, además de mejorar la relación con nuestros clientes y con nuestro propio equipo.

¿Qué otro consejo propondrías tú?

it’s all about Sports, Travels, Marketing & Technology 
¡Haz de tu pasión, tu profesión!
Director de Medios Digitales en E-Channel