El Neuromarketing y las Redes Sociales

A pesar de estar ya presente varios años en el mercado, el Neuromarketing es un término nuevo para muchos. Es importante conocerlo y entenderlo ya que en un futuro, no muy lejano, será la herramienta clave en la publicidad para llegar al consumidor de la manera más exacta.

¿Qué es el neuromarketing?

Esta ciencia tiene como función encontrar insights y entender el comportamiento del consumidor mediante el análisis de estímulos que el cerebro recoge del exterior como percepciones visuales, percepciones auditivas y de tacto.  En otras palabras, el neuromarketing quiere saber cuales son las motivaciones y emociones del consumidor cuando se expone a un producto o anuncio publicitario.

Ahora, la pregunta que se plantea el neuromarketing es: para una compra el consumidor ¿piensa o siente?. Bueno, los expertos en neuromarketing dicen que el 95% de decisiones tomadas por el consumidor son irracionales, es decir, guiadas por sus sentidos o emociones. Una vez mencionado esto, te estarás preguntando ¿en qué momento se podría aplicar el neuromarketing en redes sociales si esta ciencia estudia los sentidos y emociones?
En los últimos años, cada vez más marcas han posicionado su publicidad en el mundo digital por varias ventajas que este ofrece, siendo una de ellas la rapidez y facilidad de viralización del contenido. Además de esta gran ventaja, la publicidad en redes sociales permite comunicar de manera masiva y a bajo costo un producto o campaña. Pero al ser tan masiva, la publicidad corre el riesgo de volverse un tipo de “spam” si no se logra tener detrás de esta algo que le interese lo suficiente a los usuarios como para que le den Like, RT, FAV, Compartir o simplemente lo visualicen sin ocultarlo de su newsfeed. Otra cosa que hay que tener en cuenta es que en las redes sociales por ser un  medio de rápida difusión (por no decir instantánea difusión) la primera impresión de tu marca será la que más cuenta. Por esta razón podemos observar que cada vez las redes sociales tienen más fuerza, buscan más interacción e implementan un mejor diseño en sus publicaciones. En este momento es donde el neuromarketing se vuelve una herramienta clave en la estrategia de diseño de cada publicación. Sin importar el target al que la marca vaya dirigida, esta tiene que encontrar un punto emocional que en esos pocos segundos que aparece en la red social llene las expectativas de su audiencia, porque como se menciona antes, en la gran mayoría de casos las decisiones de compra son irracionales; es decir basadas en sentimientos y emociones que la marca causó. Si en los breves segundos que la publicidad es expuesta al usuario en su dispositivo móvil o electrónico genera una emoción positiva, el usuario no solo se unirá a la comunidad de la marca, sino que también se vuelve un potencial comprador por esa empatía que sintió. Por el contrario, si la marca genera una sensación de desagrado, el usuario posicionará de manera negativa a la marca.
Ahora, ya que las redes sociales cuentan con contenido en su mayoría visual, es importante que para alcanzar esa emoción que fidelizará al usuario estimulen el sentido de la vista. De esta manera se podrán destacar las publicaciones de una marca frente a otras y llamarán más la atención del usuario. Esto es lo que posteriormente hará que la persona tenga algún tipo de interacción con la marca. Entonces, si en la publicidad digital se muestra una fotografía de mala calidad, donde el producto no fue colocado en un fondo limpio, y que además hace un mal uso de la cromática, definitivamente el cerebro del consumidor asociará este producto como algo desechable o de mala calidad. ¿Por qué sucede esto? Porque el cerebro no activa las áreas relacionadas con la sensación de recompensa o experiencias placenteras y por el contrario este puede activar otras zonas como el núcleo accumbens, el cual generará ansiedad en el consumidor.
Entonces, principalmente lo que una marca debe buscar en sus publicaciones de redes sociales es activar y estimular estas áreas el cerebro que tendrán un impacto positivo en el consumidor como es el área de la memoria, del placer, del afecto, y de la recompensa. A continuación se mencionará una lista de elementos que puedes tomar en cuenta al momento de realizar la estrategia de diseño para que las publicaciones lleguen a encender dichas zonas del cerebro del consumidor que lo atraerán hacia tu marca:

  • Iluminación: Generalmente cuando existe más iluminación se le da un enfoque más directo al objeto y el panorama se ve más limpio.
  • Buena calidad de la imagen: Una fotografía tomada de la manera correcta puede activar muchas zonas del cerebro que asociarán el producto con algo de calidad y duradero.
  • Cromática: El color utilizado tanto en la fotografía como en la fuente, transmite distintas sensaciones que pueden intensificar o retraer una emoción. Elige bien los colores con los que quieres que asocien tu marca.
  • Imágenes humanas: Imágenes que representen un insight fuerte o que contengan seres vivos son una buena opción ya que esto enciende la zona de memorias y emociones en el cerebro, lo cual hará que las personas se identifiquen con la marca.

 

No te limites por lo que tienes en tu entorno, utiliza los elementos como herramientas para re-crear, re-diseñar, re-inventar y emprende tu propio camino.
Gerente Comercial – E-Channel